¿Qué es Profundización Democrática?

Profundización Democrática es la propuesta con capacidad de garantizar un espacio de construcción real para la refundación de PODEMOS según una lógica democratista, plural y fraternal entre todos los sectores, partes o facciones.

Se trata de permitir abrir la organización y su gestión a las bases y, al mismo tiempo, liberar a nuestros liderazgos del peso de gran parte de la organización interna para que sean máximamente eficaces en su desempeño público y en su defensa de los valores de PODEMOS, tanto en el espacio civil y mediático como en el institucional. Profundización Democrática está siempre abierta a la incorporación de personas que coincidan con estos valores. ¿Te animas?

Las personas que proponen "Profundización Democrática" no estamos de acuerdo en todo, no formamos ninguna facción y no actuamos coordinadamente en los ámbitos de PODEMOS.

En Vistalegre I y II presentamos propuestas organizativas innovadoras que tuvieron gran repercusión. En Vistalegre I fuimos ponentes de "Sumando Podemos" y en Vistalegre II, del organizativo de "Recuperar la Ilusión". Ambos documentos fueron influenciados de forma determinante por nuestras propuestas aunque finalmente no fueron las opciones ganadoras de las Asambleas Ciudadanas Estatales.

Posteriormente nuestros documentos resultaron ganadores en las Asambleas Ciudadanas de Podemos País Valenciano y Podemos Región de Murcia, en donde se presentaron propuestas en confluencia con otros equipos.

La Profundización Democrática de PODEMOS:

Queremos que PODEMOS sea una organización mejor, que promocione la participación política de la gente común y que incentive su compromiso siendo capaz de implicar a la gran mayoría en la vida pública.

 

PREÁMBULO

Es el momento de apostar por la democracia, de demostrar que es posible organizarse sin oligarquías que coopten y acaparen el poder. Es el momento de diseñar una estructura que permita un control permanente y una participación constante de las bases en la toma de decisiones. Queremos ser el movimiento político más democrático, abierto y plural que se haya conocido en nuestro país para servir como herramienta de transformación política hacia una democracia real.

1) Queremos una organización innovadora. PODEMOS debe demostrar que se puede superar el consenso de los partidos tradicionales en no escuchar las necesidades y voces de la mayoría social. Queremos que PODEMOS sea una organización distinta, que proponga políticas innovadoras y que promocione la participación política de la gente común, los no profesionales. Proponemos nuevas ideas y, además, nos organizamos de manera innovadora para promover la voz de toda esa gente tradicionalmente despolitizada pero que tiene mucho que decir, a la que no se oye en los partidos del régimen. Construyamos una organización transparente y decisoria en las bases al servicio de la participación política de la gente común, que incentive su compromiso, capaz de implicar a la gran mayoría en la vida pública.

2) Creemos que democracia y eficacia no están reñidas. Nos gusta que PODEMOS promocione a la gente más competente. Queremos que PODEMOS ayude a que la gente se dé cuenta de sus capacidades. Es importante el compromiso de las personas no profesionalizadas en la política, y que nunca soñaron estarlo, en la gestión de la organización. Queremos elegir a la mejor gente, a la gente más experta, cuando sea razonable hacerlo. Cuando no, deseamos que se escuche la perspectiva de quienes no desean centrar su vida en la política. Los mecanismos aleatorios, consustanciales a la historia de la democracia, ayudan a que también manden quienes no ambicionan mandar, a despertar las vocaciones en quienes son demasiado modestos para reconocer sus cualidades. Sabemos que la participación depende de factores de género, de clase, de nivel educativo y esos factores no siempre filtran a las mejores personas, a las más honestas o a las más sensatas. La designación por sorteo de una parte de los componentes de los órganos de dirección nos parece una medida que, junto a otras (rotación, rendición de cuentas...), puede contrarrestar tales sesgos.

3) Deseamos potenciar círculos que vayan más allá de la militancia. PODEMOS debe basarse en los círculos y en una organización que vaya de abajo a arriba. Pero, por lo que hemos dicho, hay cosas que impiden que todo el que lo desea, participe. Los círculos deben ser inclusivos, incorporar la perspectiva de la gente con cargas familiares y laborales, la gente que, desgraciadamente, no puede asistir a todas las reuniones ni preparar con antelación sus intervenciones. Proponemos diferentes formas de participación, a veces los Referéndums, a veces una delegación flexible en otras personas en las que confías, a veces la decisión de las personas que se reúnen cotidianamente.

4) Proponemos un sistema de pesos y contrapesos. Con órganos bien separados en funciones y desde el origen, pero forzados a colaborar cuando la decisión necesita de garantías democráticas especiales. Queremos una dirección de PODEMOS elegida entre sus militantes y queremos que esa dirección promocione nuevos talentos políticos. Proponemos que junto a los elegidos por los militantes, haya personas sorteadas, que vayan entrenándose en asumir la inherente responsabilidad y tareas que conlleva la deliberación y la toma de decisiones colectivas sobre la estrategia de la organización. Una organización funciona mejor cuanto más amplio es el círculo de los capaces de organizar. Defendemos una rendición de cuentas permanente, dentro de relaciones de confianza, y mecanismos capaces de prevenir las inevitables derivas elitistas de quienes pasan mucho tiempo dirigiendo a los demás. Nos pasaría a cualquiera. Un sistema de pesos y contrapesos, la combinación de la elección, el sorteo y la rotación junto con los mecanismos de democracia directa, políticos.