Una corriente de Podemos lleva la disputa sobre el tribunal interno del partido a los tribunales