Una corriente interna demanda a Podemos por violar la Ley de Partidos